Cómo comenzar tu diseño web

Un artículo de:

Raquel Fonfría Mateo

Head of Web design & Marketing | Raquel es nuestra especialista en diseño web con WordPress. Además es experta en generación de contenidos (vídeos, textos y diseños) y estrategias de marketing online. Pilota de : WordPress, Prestashop, Premiere, Photoshop, InDesign, SEO, Redes sociales.

Nuestra experiencia al comenzar tu diseño web

Como diseñadores web que somos en Innobing, nos encontramos recurrentemente con esta situación: Un cliente quiere crearse una nueva web pero no sabe bien cómo empezar.

En Innobing tenemos planes completos que incluyen todo lo que concierne a la creación web, de 0 a 100. Con estos planes el cliente se desentiende de prácticamente todo ya que nos encargamos de pensar la estructura, decidir el diseño, redactar contenidos e incluso tomar las fotos.

Pero muchos clientes quieren ser partícipes del proceso de creación de su web y es en estos casos cuando nos encontramos con un problema recurrente: el desconocimiento en torno a todo lo necesario a la hora de crear tu página web. Pues bien, a vosotros, queridos clientes, os dedicamos este post. ¡Esperamos que os ayude!

¿Por dónde empiezo?

La casa por los cimientos, no por el tejado

Cabe destacar que cada web es un mundo y tiene unas necesidades propias, por lo que estos pasos son una guía que os pueda servir como orientación, pero pueden variar en mayor o menor medida dependiendo de lo que tengáis contratado y/o de las necesidades específicas de vuestro proyecto web. Aun así, hay ciertas cuestiones “universales” que leeréis a continuación y que os aconsejamos tener en cuenta. Empecemos a saber cómo comenzar tu diseño web.

1. ¿Para quién es tu web? Define tu público objetivo

 Importantísima cuestión es esta y una de las que más se pasan por alto. Es imprescindible que como empresa tengamos claro quién es nuestro público objetivo y que podamos transmitírselo de manera clara al responsable del desarrollo web.

Un buen diseñador web sabrá adaptar tu página web al público al que se dirige.

No es lo mismo una tienda online para una tienda de ropa femenina para mujeres adultas, que una para chicas de 20 años. Tampoco son iguales los valores que ha de trasmitir una web para un bufete de abogados que una para un albergue juvenil en un entorno rural.

Por ello, si no lo has hecho ya, no dudes en pararte un momento a responder a preguntas como:

¿Quién es mi cliente objetivo (sexo, edad, nivel adquisitivo, qué busca de mí…)?
¿Qué uso quiero darle a mi web (es informativa, es para presentar mis trabajos, es para conseguir que me contacten)?
¿Qué sensación quiero trasmitirles (lujo, cercanía, seriedad, informalidad, etc)?

El diseño web se ha de adaptar al público al que se dirige ya que es este el que determina el diseño final

2. Prepara referencias visuales

Cabe recordar que una web es ante todo un elemento visual. Es por ello que a veces una imagen vale más que mil a palabras a la hora de transmitir la idea que tienes en tu cabeza al diseñador web.

Encárgate de buscar webs que te gusten para ponerlas como ejemplo de la estética que te gusta y de saber expresar qué es lo que te gusta de ellas. 

3. Define tu competencia

 Siempre es importante saber quiénes son tus competidores y no podía ser menos a la hora de crear una web.

Has de facilitar nombres y ejemplos web de la competencia. Ayuda a definir el estilo de la web. Ayuda a saber cómo otros venden, cómo organizan sus contenidos y cuáles son sus keywords.

4. Imagen corporativa

Imagen corporativa fuerte y consistente ayuda a enfocarse al público. Ha de transmitir la personalidad de la empresa y del target y será la seña de identidad. Importante para que la web vaya en consonancia con identidad de la empresa y trasmita mismos valores. No importa si es una web de nueva creación o una en la que quieres un rediseño. Es importante tener un diseño en consonancia y actualizado a las tendencias del mercado para favorecer la experiencia del usuario.

Es importante que recibamos el logo en la máxima calidad posible y vectorizado puesto que lo utilizaremos en distintas partes de la web (y posiblemente también en las redes sociales en el caso de necesitar crearlas). Si no tienes logo, en Innobing contamos con un departamento de Diseño Gráfico para poder mandarte diferentes propuesta.

5. Estructura de la web

Una de las partes más importantes a la hora de crear una web es la organización de la estructura de la misma. Es imprescindible conocer la organización que quieres de la misma. Por ejemplo, quieres tener una página de inicio, otra para explicar quién eres, otra para los servicios y otra de contacto. En ese caso, estaríamos hablando de cuatro secciones.

Es posible que dentro de Servicios necesites unas subsecciones para poder ordenar todo lo que ofreces por diferentes categorías. También debemos conocerlas para poder crear esas páginas y enlazarlas con un menú desplegable en el que tu público pueda ver todo.

Por otro lado, es posible que también quieras contar con un blog en el que publicar periódicamente noticias del sector, información tuya que tengas relevante o diferentes cuestiones para ayudar a tu público. Estas publicaciones periódicas te ayudarán a mejorar tu posicionamiento SEO para que tus clientes potenciales te encuentren con mayor facilidad. Todas las páginas de tu web tienen que tener asociadas unas palabras clave para posicionarte, pero el trabajo de actualización continuado del blog te ayudará a conseguir nuevos términos de búsqueda que te favorecerán.

Actualizar un blog es una tarea que en muchas ocasiones las empresas no consiguen mantener por falta de tiempo o de ideas, por eso nuestro Departamento de Marketing de Innobing puede encargarse de ello para hacer un trabajo constante.

6. Contenidos

Los clientes nos pasan siempre el contenido de los textos que quieren que aparezcan en la web porque mejor que ellos mismos no va a conocer nadie ni lo que hacen ni en el sector en el que trabajan. Tú nos pasas los textos y nosotros nos encargamos de adecuarlos para favorecer al posicionamiento SEO. Es un trabajo que no tienes que saber hacer, por lo que nosotros nos encargamos de ello. Siempre entregamos una web con un trabajo de optimización hecho e indexada en distintos motores de búsqueda para que aparezcas.

A la hora de redactar tus contenidos tienes que pensar en responder a una serie de preguntas que te permitan darte a conocer de la mejor manera posible. Por ejemplo, “quién soy”, “qué hago”, “cómo lo hago”, “para qué tipo de personas”, etc. Preguntas y cuestiones que tienen que quedar claras para favorecer la experiencia de tus clientes potenciales.

También tienes que pensar en mandarnos fotos y vídeos para dotar a tu página de mayor contenido visual. Existen diferentes bancos de imágenes que ofrecen contenido totalmente gratuito y libre de derechos como Pixabay. Si tienes fotos y vídeos propios o quieres hacerlos, puedes pasarnos todo lo que creas conveniente o contratar nuestros servicios de fotografía y vídeo por si no sabes cómo hacerlo.

7. Tienda online

A la hora de presupuestar la creación de una tienda online, también debemos conocer la cantidad de productos que vas a poner a la venta. También debemos conocer la cantidad de productos simples y variables que tienes.

  • Un producto simple hace referencia a un artículo del que solo tienes un modelo, es decir, si no tienes diferentes variedades del mismo. Por ejemplo, tienes un boli de color azul.
  • Los productos variables son los artículos de los que tienes diferentes versiones para lo mismo. Por ejemplo, tienes un boli y ese lo puedes encontrar en azul, negro y rojo. Es el mismo modelo pero con diferentes características.

Por otro lado, las categorías de los productos tienen que estar bien definidas. ¿A qué nos referimos con esto? Ejemplifiquemos con una tienda de ropa. Vendes productos catalogados para “Mujer”. Dentro de esta categoría podemos encontrar “Pantalón”, “Falda”, “Vestido”, “Zapatos”, etc. Es una gran categoría con subcategorías para delimitar los productos.

Este trabajo es importante hacerlo bien y dedicarle un tiempo para minimizar los errores a la hora de cargar los productos. Desde Innobing siempre les pasamos a nuestros clientes un modelo de Excel con todo el contenido que tienen que tener sus productos para publicarlos en la web. Es la manera más rápida y efectiva de hacerlo. Es importante poner la gran categoría en la que se necesite poner la gama de productos siempre igual. Con este nos referimos a no utilizar “Pantalón” y “Pantalones” o “Zapatos tacón” y “Zapatos de tacón”. De esta manera, se evitan las duplicidades de productos y categorías.

También, a la hora de crear una tienda online, tienes que definir las formas de pago. Las dos opciones más escogidas por nuestros clientes son PayPal y Redys. Paypal es una plataforma de pago que permite el pago en línea de forma segura. Funciona como un monedero virtual en el que puedes pagar haciendo recargas puntuales o con la tarjeta asociada a la misma cuenta de PayPal. Todo sea dicho, PayPal se queda con un porcentaje del pago que hace el usuario, pero es un método popular entre un sector más conservador en lo referente a la fiabilidad por Internet. Redys es como se conoce al TPV Virtual. La gestión con el banco es un proceso que debe hacerse cumpliendo con los tiempos requeridos por cada entidad. Para que una entidad bancaria apruebe un TPV virtual necesita hacer distintas comprobaciones. La web tiene que estar terminada en cuanto a diseño y tener incorporado todos los textos legales (de este concepto hablaremos a continuación). Una vez entran en la web y ven eso, el banco concede unas claves de prueba para poder hacer un ensayo de compra y certificar que todo funciona correctamente. Una vez hecho esto, el banco da las claves definitivas del TPV virtual.

Por último, en referente al apartado de tienda online, tienes que decidir cómo gestionar los gastos de envío. Puedes incluir en el precio los gastos de envío si tienes algún tipo de convenio que siempre te va a costar lo mismo y así el usuario ya lo asume. Puedes escoger la opción que sea más caro dependiendo del lugar del envío (península o islas) o si vas a mandar un producto de forma gratuita a partir de cierta cantidad monetaria. Es decisión tuya, aunque nosotros te asesoramos.

8. Avisos legales

Tal y como hemos comentado en el punto anterior, los textos legales son un contenido clave en cualquier web (más todavía en el caso de una tienda online). Estos textos legales tienen que estar redactados por expertos jurídicos, ya sea un bufete de abogados o una consultoría, pero son textos muy específicos que debes tener a la perfección.

Los textos que tienes que tener son:

  • Política de cookies: estos textos lo redactamos e implementamos desde Innobing puesto que tenemos los diferentes modelos dependiendo de las cookies que utilice tu web.
  • Política de privacidad: siempre que se recojan datos de los clientes tiene que existir este texto. Lo implementamos en la web cuando tengamos ese contenido por parte de nuestro cliente porque cada web recoge unos datos distintos y gestiona los datos de forma diferente.
  • Política de envíos: Lo mismo ocurre en este caso. Cada web es un mundo y cada una tiene una forma distinta de gestionar envíos, devoluciones, cancelaciones, etc. Nosotros nos encargamos de implementarlo.

Alojamiento web

 

El alojamiento de tu web en servidor (hosting) y el dominio de tu web (dominio) es un servicio que puede que tengas tú alojado y registrado antes de contactar con nosotros porque te has anticipado comprándolo porque querías ese nombre. Nosotros ofrecemos “registro y renovación del dominio”, “certificado de seguridad SSL”, “espacio de hasta 10GB”, “5 cuentas de correo”, “copia de seguridad automatizada” y “ubicación en España (algo importante para el posicionamiento SEO y las leyes de protección de datos).

9. Otras cuestiones

 

Para acabar, siempre preguntamos por otras cuestiones para terminar de bocetar el presupuesto.

  • El número de idiomas
  • Plazos de entrega de la web
  • Si tienes el dominio comprado junto al hosting
  • Mantenimiento

En cuanto al mantenimiento web, puedes contratar un “seguro” con nosotros que se traduce en una bolsa de hora para hacer pequeñas modificaciones y mantenimientos, valga la redundancia, de tu web. Incluye la instalación de actualizaciones de seguridad y el correcto funcionamiento de la plataforma. Desde Innobing siempre damos una formación de cómo gestionar la web a nuestros clientes para que sepan utilizarla, pero recomendamos que escojan este servicio porque nos ha pasado en más de una ocasión que alguien empieza a tocar la web porque cree que ya ha aprendido lo suficiente y acaba rompiéndola queriendo hacer actualizaciones y modificaciones. Eso conlleva que nos acaben llamando con mucha desesperación para intentar solucionarle el problema (y es algo que se trata como un trabajo totalmente nuevo).

 

10. Empecemos a trabajar

Todas estas cuestiones son las que tratamos al comenzar tu diseño web. En Innobing ofrecemos también otros servicios más allá del diseño de páginas web y tienda online. Puedes preguntarnos sobre Marketing Digital o sobre el Desarrollo de apps. Estaremos encantados de atenderte y de hablar de los servicios que necesitas.

 

La importancia de un Plan de Marketing Digital

La importancia de un Plan de Marketing Digital

Introducción al Plan de Marketing DigitalA la hora de adentrarse en el mundo digital, redes sociales, campañas de SEM, etc. es importante marcar una hoja de ruta con la que comenzar a trabajar.  Es imprescindible tener un Plan de Marketing inicial para marcar unos...